A man I´ll never be. Boston
Boston se crea nada más comenzar la década de los 70 de la mano del ingeniero Tom Scholz a medio camino entre la actividad profesional y de aficionado; de hecho tanto él, como el cantante Brad Delp tenían trabajos a tiempo completo mientras hacían sus primeras incursiones, quedando la música en un plano secundario en sus vidas.

Tras muchos años intentándo convencer a las discográficas, por fin en el ´76 logran publicar su álbum homónimo que explota en un tremendo éxito gracias a temas tan legendarios como Peace of mind o More than a feeling. Dos años más tarde, con la publicación de Don´t look back no hacen sino más que confirmar su enorme éxito, mientras que Third Stage cierra su trilogía de oro.

Quizá lo más lógico hubiera sido destacar Amanda, la mega Power Ballad que mejor se ajusta al tipo de baladas ochenteras publicadas en este blog, pero me es imposible no hacerlo sobre A man I´ll never be del ´77, una de las canciones más importantes de mi vida.