Empty rooms. Gary Moore
Este gran guitarrista irlandés comenzó su carrera musical en Skid Row (no confundir con la banda de New Jersey), después en la intermitente formación de Jazz Colliseum II, y más tarde en Thin Lizzy junto a su amigo Phil Lynott.

Tras estas militancias, inició una andadura en solitario realmente notable que, aunque comenzara de manera un tanto desapercibida, alcanzó notable repercusión gracias a su indiscutible clase a las seis cuerdas y a un descarado acercamiento al Hard Rock tan de moda en aquel entonces. Aunque su voz no era la mejor, siempre demostró un exquisito gusto en sus solos de guitarra. Soberbios álbumes como Corridors of Power, Victims of the future, Run for cover, After the war y el enorme Wild frontier conforman su nómina de trabajos más rockeros.

Ya en la década de los 90, alcanzó un mayor reconocimiento general en su etapa Blues, estilo que él más disfrutaba íntimamente. gracias a trabajos como After hoursStill got the blues el que dicen disco más vendido de Blues de la historia.

Nunca me perdonaré a mí mismo mi incomprensible ausencia a su actuación en el Festival de Jazz de San Javier en 2008 y haberme perdido temas tan tremendos como Always gonna love you, The loner o Crying in the shadows.